EVASIÓN 4

EVA-SI on/off

Diario pendiente y dependiente, pendiente de todo y dependiente de cómo fue…

L´Aínsa 5 de julio de 2017


IMG_0833

EDITORIAL

La escuela del bosque

Érase una vez una escuela que estaba en un frondoso bosque, justo al lado de la vieja fuente del pueblo. En ella, y en las casas de los alrededores, vivían felices niñas y niños, una maestra, familias y vecindario en general, e incluso Julián, un viejo vagabundo que solía acercarse por allí la primera luna llena de cada mes, y contaba historias a quién quisiera escucharle.

Pero el rey de aquellos lugares estaba siempre enfadado porque nadie iba a su palacio y entre sus frías paredes no se oían risas infantiles, no se escuchaban canciones alegres, no había bailes ni fiestas. Así que el rey decidió llamar a los sabios del lugar para que le aconsejaran que hacer.

El más mayor y cascarrabias de todos los sabios de todos los reinos habidos y por haber le explicó que el problema era la maestra, que dejaba jugar a las niñas y a los niños mientras quisieran (¡qué desperdicio de tiempo!); que les escuchaba (¡qué barbaridad, escuchar a un niño!); que les enseñaba a resolver los conflictos hablando y con mucho cariño (¡qué blandengue!); que se preocupaba por sus emociones y por cómo estaban (¡qué chorrada!); que les ayudaba a aprender las cosas que les gustaban (¿¡y qué pasa con las que no!?); que jugaba con ellas y con ellos a la gallinita ciega (cómo si todavía fuera una niña);…; y, ante aquella situación, la mejor solución sería darle un bebedizo para que olvidara como hacía las cosas, y así cambiaría aquella escuela y volverían las risas al palacio porque se cerraría.

Para ver toda la revista y terminar de leer el Editorial:

EVASION DIA 5 JULIO 2017

Anuncios
Esta entrada fue publicada en DIARIO EVASIÓN. Guarda el enlace permanente.